El agente UC563 le reventó un ojo a Roger Español

Según informó IRIDIA (Centre per la Defensa dels Drets Humans) en rueda de prensa, el pasado 19/07/2019, han identificado al agente que hirió en un ojo a Roger Español. Los abogados de esta organización han presentado en el juzgado competente las pruebas de los análisis realizados, apoyados en las imágenes que se han recuperado de ese fatídico suceso.

Barcelona se despertó con lluvia. Ramon Llull estaba rodeado de ciudadanas y ciudadanos con paraguas dispuestos a defender las urnas y votar. Era el 1 de octubre de 2017, el día del referéndum de autodeterminación de Cataluña. Las urnas y las papeletas hacía unas horas que estaban en este colegio electoral situado cerca de la Sagrada Familia.
Furgonetas de la Policía Nacional española aparecen y los antidisturbios se despliegan tomando posiciones ante la puerta de acceso, al patio del instituto. Las concentradas y concentrados de todas las edades resisten pacíficamente.

Los policías españoles desplegados alrededor del instituto Ramon Llull

Los policías consiguen echar a la gente y acceder a la puerta, pero no la pueden abrir. Escalan las vallas del instituto y acceden al patio y abrir la puerta para que entren el resto de sus compañeros. Al cabo de pocos minutos, a las nueve de la mañana, la Policía Nacional sale con las urnas.

La prensa sigue los acontecimientos
Policías de paisano listos para entrar a retirar las urnas
Preparados para entrar asaltando la valla
Antidisturbios custodiando el acceso al recinto
La policía consigue abrir la puerta
Repartiendo papeletas
Los manifestantes muestran las papeletas de voto
Los policías abandonan el recinto
Roger Español entre la multitud
Los antidisturbios hacen un cordón protegiendo las furgonetas

Una parte de los antidisturbios retroceden hacia la calle de Marina. Sin que se produzca ninguna agresión y con las manos levantadas, la gente los va acompañante mostrando las papeletas de voto. Algunos policías hacen un cordón de seguridad, para que las furgonetas de Consell de Cent puedan abandonar el lugar. Entre estos policías está el agente escopetero UC563.

Mandos policiales
El escopetero UC563 forma parte del cordón policial
Continúa lloviendo

En la calle Sardenya, desde Diagonal, hay otra hilera de furgonetas con antidisturbios preparados. Un grupo de personas se sienta pacíficamente cortando la calle, intentando que no puedan marchar los vehículos, por si en estas furgonetas van las urnas. Los bomberos intentan convencer la gente porque dejen pasar los vehículos policiales. Entre las personas sentadas está Roger Español.

Hilera de furgonetas policiales a la calle Sardenya
Els bombers se situen entre els concentrats i la policia
Los bomberos se sitúan entre los concentrados y la policía

El agente UC563 y otros policías se han desplazado hacia la calle Sardenya. UC563 refuerza el contingente que está preparado con escudos y porras ante los concentrados. Entre unos y los otros, los bomberos. Quizás UC563 tenga en frente a Roger, el manifestante a quien unos instantes después reventará un ojo de un disparo de pelota de goma.

El escopetero UC563
Roger Español sentado entre los concentrados
Mandos policiales

Observadoras y observadores internacionales registran con el móvil todo el que está pasando. También fotoperiodistas y cámaras de video hacen su trabajo. Todo ello formará parte de un material gráfico histórico.

Observadora y observador internacionales

Después de hacer un amago de pasar con los vehículos por encima de la gente, los antidisturbios cargan contra los sentados. La comitiva policial se abre paso con bastante facilidad. Algunos manifestantes lanzan vallas metálicas en medio de la calle intentando detener las furgonetas. Roger se aleja de la caravana y mira lo que pasa desde la distancia, desde el otro lado de la calle.

La Policía Nacional carga contra los concentrados
Algunos lanzan vallas para impedir que marchen las furgonetas
Los antidisturbios defienden las furgonetas
La policía se retira en dirección a la Gran Vía
Roger Español se lo mira todo desde la acera (al fondo)

Los policías se reagrupan casi a la altura de Gran Via. No veo nada que lo justifique, pero los escopeteros sacan los cartuchos verdes característicos y lanzan salvas intimidatorias. De pronto, uno de los antidisturbios abandona la formación y se desfoga a golpes de porra contra uno de los manifestantes. Todo pasa muy deprisa.

Según los resultados de la investigación llevada a cabo por IRIDIA, el agente U563 dispara una pelota de goma que revienta el ojo derecho a Roger. El tiro se hace a menos de 100 metros.
Me tiembla todo. Las fotos de Roger retorciéndose de dolor en el suelo me salen todas trepidadas. Me falta el aire y entro a la portería del lado. Dos mujeres asustadas me hacen sentar en una butaca. Miro hacia el recibidor, en dirección a la calle. Están atendiendo a alguien dentro del portal. Un gigante que hacía unos minutos se había encendido un pitillo junto a los antidisturbios y habló con ellos amigablemente, les hace fotos con el móvil. Mientras tanto, las furgonetas con el agente U563 y sus compañeros abandonan el lugar de los hechos, a toda prisa.

Una pelota de goma ha impactado contra el ojo derecho de Roger Español
Otro herido es atendido en una portería
Pancarta antifascista
Un técnico sanitario atendiendo a un herido

El uso de pelotas de goma está prohibido en Cataluña de forma efectiva desde el 30 de abril de 2014, por acuerdo de su Parlamento.

Pelota de goma y cartucho mostrados por unos concentrados
Next

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

top
×